jueves, 5 de noviembre de 2015

¡Qué alegría cuando ves el trabajo acabado!

Hoy toca un poquito de autobombo, y es que no puedo evitar sentirme orgullosa de mis tropecientas florecitas y mariposas que se van de boda este fin de semana! Es el "subidón" que da terminar el trabajo a tiempo y ver que el resultado es, al menos, tan bueno como esperabas. Han sido muchos días de coser en el bus, ya les estaba cogiendo un poco de manía y todo, y pensando que no iba a volver a hacer ninguna, pero después las ves así, todas juntitas, te vienes arriba y dices "qué bonitas me han quedado!". Será "amor de madre", no lo discuto, pero tenía ganas de enseñároslas. Ahora hasta me da penita despedirme de ellas ;)


Aprovecho además para contaros que reabro la tienda en Etsy de Ola Caracola, que estaba de "vacaciones por boda". Por el momento, con los mismos productos que se hacen por encargo, aunque muy prontito habrá nuevas cositas disponibles para envío inmediato. Algunas ya están hechas, pero están esperando una sesión de fotos en condiciones (mejor que esta por lo menos). Habrá un poco de todo: complementos, bisutería, cosas para bebés... que irán apareciendo poquito a poco anunciadas en su propio blog, por si queréis estar atent@s. Todo llega, no digo más!


La verdad es que lo de coser en el autobús ha sido una experiencia curiosa. Bastante buena, nadie se ha quejado de que le molestara y sólo he recibido algún consejo sobre cómo hacerle el nudo al hilo (se me da fatal, lo reconozco).  En fin, una manera más de aprovechar el tiempo que tengo todos los días de trayecto al trabajo. Ahora que he terminado lo recupero para leer, así que muy pronto tendréis algún comentario al respecto también.

¿Y vosotr@s? ¿Habéis probado a coser o hacer alguna labor en el bus o en algún sitio público? ¿Cómo ha sido la experiencia?
Related Posts with Thumbnails