miércoles, 29 de julio de 2015

Conclusiones de #IlustratourMadrid2015!!

Esta no va a ser una entrada muy exhaustiva ni un resumen muy largo de todo lo que pudimos ver este fin de semana en las jornadas de Ilustratour 2015, ya que no pude tomar notas como otros años ni asistir a todas las conferencias, pero sí me apetecía compartir con vosotros lo que ha sido el fin de semana y, sobre todo, lo que me llevo bueno de él!!

Para empezar, el cambio de ubicación ha sido notable, para lo bueno y para lo malo. Para mi lo bueno, sin duda, ha sido tenerlo tan cerquita de casa, ha sido mucho más económico y cómodo, pese a que he echado de menos el viaje a Valladolid y la desconexión total. El enclave de la Casa del Lector en Matadero es actualmente uno de mis sitios favoritos en Madrid, por la cantidad de actividades culturales que allí se realizan y porque está en pleno Madrid Río. Ahora, eso sí, qué calorazo hemos pasado! Menos mal que la climatización era buena!

Me ha encantado recuperar, aunque no exactamente, Ilustratour Familiar en el ámbito del mercado. Una de las cosas que hacía especial el festival en Valladolid era que toda la ciudad estaba implicada en él: librerías, ayuntamiento y centros culturales, etc. En Madrid me parecería imposible lograr eso, pero con el mercado se ha conseguido llegar también a aquellas personas que no pudieron asistir a las jornadas o que no las conocían, a través de presentaciones de libros, cuentacuentos, firmas... Como os decía antes, Matadero es un sitio en ebullición y asistimos muchos padres con niños habitualmente (de hecho, allí nos reunimos con los amiguitos de Martina), por lo que ha estado muy bien para acercarles a los autores.

En cuanto a las charlas, ha habido un poco de todo. He de decir que esperaba mucho de Anthony Browne y Hanne Bartholin y me dejaron bastante fría, pese a que me gustó ver su trabajo y tener la posibilidad (que de otra manera no creo que hubiera tenido nunca) de que me firmaran su obra. Sin embargo, no conocía (llamadme inculta) a Liniers, Magoz y Paula Bonet y fueron mis grandes descubrimientos de las jornadas. Me gustó especialmente, la presentación de su libro y proyecto más personal, 813 Truffaut , por parte de Paula Bonet, que fue un gran cierre de jornadas. No la conocía y no pensaba asistir porque me quería "recoger pronto" ya que los lunes madrugo mucho, y me alegro de que me la recomendaran porque fue muy especial e inspiradora, de las que te dan ganas de comerte el mundo cuando sales de ella y sientes una admiración profunda por el trabajo del artista. A partir de ahora, tiene una fan incondicional nueva.



Por último, lo más importante para mi: como cada edición, me llevo un buen saco de ideas y la ilusión por emprenderlas y poner en marcha mis proyectos personales. Muchos se quedan en la recámara, esperando a que tenga tiempo o mejor, a que me decida y me olvide de mis miedos. Pero lo importante es que están ahí, iluminándome por dentro y, quién sabe, a lo mejor cualquier día de estos os sorprendo y os presento alguno!
Related Posts with Thumbnails