jueves, 26 de marzo de 2015

Reiniciamos la sección de recetas con un bizcocho de mandarina adaptado a los más pequeños! #pequerecetas #babyledweaning #blw #mamaymartina

Vamos a retomar también la sección de recetas con una novedad: muchas de ellas estarán adaptadas para que las pueda comer Martina, que como muchos ya sabréis (los que nos seguís en Facebook, Twitter e Instagram, donde he publicado algunas fotos suyas comiendo) está aprendiendo a comer sola con el método del Baby Led Weaning. ¿Que os suena a chino? Pues antes de empezar con la receta en cuestión voy a poneros un par de infografías al respecto y a recomendaros la web Una Maternidad Diferente, donde encontraréis mucha información al respecto y de calidad! Por mi parte, os dejo las "razones" por las que he decidido optar por este método y si alguien tiene alguna duda, que me lo comente! No soy una experta, ni mucho menos, pero a estas alturas ya tengo bien fichados los recursos donde ampliar información ;)

"Baby led weaning" o aprender a comer solo:

- La introducción de la alimentación es complementaria, la leche sigue siendo su alimento principal
- Los alimentos se le ofrecen tal cual son: sólidos, para que aprenda a gestionarlos con las manitas y con la boca
- Es el bebé el que decide cuánto y qué come: confiamos en él
- Implicar al bebé en las comidas familiares y hacerle particípe de ellas, no excluirle
- Ofrecerle la misma comida que nosotros, en la medida de lo posible (sin sal, azúcar, fritos...)
-Hacer que la comida sea algo divertido y participativo

Quienes hayáis visto las fotos de Martina-mandarina y su primera vez con los espaguetis, os habréis dado cuenta de que es muy divertido verla comer! Aunque un poco sucio, eso sí, pero también lo son los niños que te escupen las papillas y nadie habla de ello.

Y una vez hecha esta "breve" introducción al por qué de esta receta, vamos ya con ella!

Bizcocho de mandarina


Ingredientes:

- Dos mandarinas con su piel
- Dos mandarinas peladas
- Dos huevos
- 250 g de harina (yo usé de avena)
- Un sobre de levadura
- 100 ml de aceite de girasol
- 80 g de azúcar (esto me lo salté por que como habéis leído más arriba, mi nena todavía no puede tomar azúcar. El resultado es muy sabroso sin él, aunque se hace muy raro al principio, pero también es más sano, así que os animo a probarlo así)

Elaboración:

Antes de nada, apuntar que esta receta la saqué de la revista Lecturas Cocina Fácil, una de las pocas que compro de vez en cuando y que suele traer cositas muy interesantes, como veis. Para su elaboración, utilicé mandarinas ecológicas de Premium Mediterranean compradas en el Mercado de Productores que se celebra este fin de semana en el Matadero Madrid y que os animo a visitar si todavía no lo habéis hecho.

Para preparar este bizcocho, ponemos las cuatro mandarinas (dos enteras, con su piel, y dos sin ella) en el bol de la batidora y las licuamos bien. Después, añadimos el aceite y los huevos (*y el azúcar si lo usamos) y mezclamos todo con la batidora.

En otro bol grande habremos puesto los ingredientes secos: la harina y la levadura, a los que añadiremos los "líquidos" y mezclaremos bien con una cuchara de madera. Lo trasladamos a un molde de bizcocho y listo! Al horno un ratito y a disfrutarlo!

* El mío quedó un poco "achaparradillo" porque sólo tenía medio sobre de levadura, pero seguro que a vosotros os queda bien esponjoso ;)
Related Posts with Thumbnails