martes, 27 de diciembre de 2011

Red Velvet Cake navideño!!!

Seguimos con el espíritu navideño bien alto!!! Hace bastante tiempo que tenía ganas de preparar un Red Velvet Cake, ese pastel rojo intenso americano que tanto llama la atención... por lo bonito que es!! Pero no había encontrado todavía el momento, y se me ocurrió que en estas fechas su característico color lo hacía muy apropiado! Así que aproveché que el día de Navidad nos juntábamos unos 20 de familia para tener cuantos más conejillos de indias mejor, y me pasé el fin de semana cocinando!! Bueno, no tanto, no os penséis que es tan complicado, aunque sí que es más laborioso que otros pasteles que se preparan en 20 minutos. Yo lo hice en dos días, el 24 el bizcocho y el 25 el glaseado,y el 26 no quedaban ni los restos!! Que comenten los que la probaron qué les pareció!!

Red Velvet Cake
(La receta, de Smitten Kitchen, of course)


Bizcocho:

Ingredientes:

  • 3 tazas y media de harina de repostería
  • Media taza de cacao (no Cola Cao ni Nesquik)
  • 2 tazas de aceite
  • 2 tazas y cuarto de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 taza y cuarto de leche (suero de leche)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas y media de vinagre blanco (de manzana vale)
  • Una pizca de sal
  • Colorante rojo (ver instrucciones)
  • Mantequilla para engrasar el molde
Preparación:

Empezamos, como la mayoría de recetas americanas, mezclando en un bol grande (luego echaremos aquí el resto de los ingredientes, así que tiene que tener espacio) los ingredientes "secos", es decir, la harina con el cacao y la sal. 

El azúcar lo mezclamos en otro bol con el aceite, batiendo bien, y le vamos añadiendo los huevos uno a uno. En la receta original este paso se hacía con el robot de cocina eléctrico, pero si no lo tenéis, a mano queda perfecto, que es como yo lo hice. La única diferencia es que me cansé yo y no el robot, y que los huevos los iba batiendo antes en un plato para que mezclaran mejor.

Es el momento de añadir el colorante rojo, a la mezcla de huevos, aceite y azúcar. Yo lo compré en The American Store, el único sitio que conozco en el que lo venden. El mío era en gel, así que hay que disolverlo a razón de una cucharadita de colorante en seis de agua. Si encontráis otro, seguid las instrucciones de vuestro fabricante.

Volcamos ya la mezcla en el bol que habíamos preparado con la harina y el cacao, y le añadimos el suero de leche. Como por aquí tampoco lo venden en ningún lado, para prepararlo se debería cortar un vaso de leche con dos cucharaditas de zumo de limón. Confieso que yo no me atreví a hacerlo y puse leche normal, quizás el sabor final no sea exactamente igual, pero la textura sí se consigue. Lo dejo a vuestra elección, según vuestro nivel de osadía culinaria o experiencia repostera!!

En un platito, ponemos la levadura y la mezclamos con las dos cucharaditas de vinagre blanco, que como también es muy americano y no lo hay, sirve uno de manzana. Este paso es muy curioso, porque la levadura con el vinagre reacciona en plan efervescente!! Después, lo añadimos al bol grande y ya está lista la masa del bizcocho!!


Lo añadimos al molde, que habremos untado con mantequilla para que se despegue bien, y lo metemos al horno previamente calentado a 200º, durante aprox. 50 minutos, o hasta que pinchando una aguja en el centro del bizcocho salga limpia.


Glaseado:

Ingredientes:
  • Un paquete de crema de queso de untar: mascarpone, philadelfia...
  • Media taza de mantequilla (no margarina!)
  • 3 tazas de azúcar glas
  • Una pizca de la vainilla
Preparación:

Para preparar el glaseado, mezclamos la mantequilla con el queso y le vamos añadiendo el azúcar poco a poco. Saldrá una crema suave que se unta muy fácilmente en el pastel. Ojo! digo mantequilla y no margarina porque queremos que sea una crema blanca y la margarina queda demasiado amarilla, que fue lo que me pasó a mi... Partimos el bizcocho por la mitad con la ayuda de un cuchillo grande (el jabonero es perfecto!) y rellenamos con la mitad de la crema. Tapamos y glaseamos con el resto de la crema.


Y para que fuera más navideño, yo le puse un bosque de abetos de adorno, que hice con los restos de cartulina de las postales pegándolos en palillos!! Ahora, que comenten los que la probaron qué les pareció el resultado!!





Ps. La tartita de mango que veis en la foto la hizo mi prima Noelia y también estaba muy rica, algún día veréis la receta por el blog! ;)
Related Posts with Thumbnails