martes, 8 de marzo de 2011

Felíz Día de la Mujer a todas!!!

Hoy es 8 de marzo y por tanto, Día Internacional de la Mujer!! Por eso, porque es un día muy especial, os deseo muchas felicidades a todas las mujeres!! Y para recordar algunas de las mujeres destacadas en el mundo de la literatura, os voy a dejar una recomendación en forma de albumes de esos que nos gustan a nosotras: con bonitos cuentos (en este caso, biografías) y preciosas ilustraciones!!

Se trata de la colección Violeta Infantil Biografías, que editan desde Hotel Papel, en la que se nos narra en forma de cuento la biografía de alguna de las pricipales figuras femeninas de la literatura, como son Virginia Wolf, Gloria Fuertes, Carmen Martín Gaite, María Zambrano y la reciente Isadora Duncan, que abre una nueva etapa también hacia otras artes. Una manera estupenda de reivindicar la importancia de las mujeres es la que encontramos en esta fabulosa colección, que además es bilingüe, acercándolas también a los más pequeñ@s!! Los textos corren a carlo de Luisa Antolín Villota y Patricia Alonso de Agustín (en el caso de Isadora Duncan) y las ilustraciones vienen de la mano de Antonia Santolaya Ruiz-Clavijo y Juan Manuel Santomé Calleja.

Como todavía no he tenido la suerte de disfrutar con ninguno de ellos, aunque están "en mi lista" (ay, pobrecita, qué poco la actualizo!! Ya sabéis que soy de impulsos y, al final, se me van quedando muchos cuentos "en el desván"), os dejo con las descripciones que nos ofrece en la editorial, esperando que muy pronto tengamos la oportunidad de comentarlos uno a uno!!

Virginia Woolf, la escritora de lo invisible


Virginia era una niña de ojos verdes muy abiertos y cara redonda con coloretes. Hasta los tres años, apenas abrió la boca y en su casa andaban un poco preocupados pero un día miró por la ventana y dijo: “Esa nube tiene forma de gaviota”. Desde entonces, Virginia no paró de hablar. Y lo hacía muy bien. Tan bien, tan bien lo hacía, que por las noches era ella la que contaba los cuentos antes de dormir. Virginia nunca dejó de tener un libro entre las manos y muy pronto decidió que quería ser escritora. Virginia quería escribir historias que hicieran hablar a las palabras mudas. “Para escribir, lo más importante es ser una misma” dijo Virginia, y escribir desde la risa, desde las lágrimas, desde la tripa, haciendo una voltereta o cabeza abajo, pero siempre valiente para contar lo que tú quieres contar. ¿Quieres ser como Virginia? Pues aquí está su historia.

Gloria Fuertes


Gloria Fuertes fue una niña de ciudad que siempre buscaba palomas y mariposas. Un día, descubrió que leer era como mirar por la ventana, correr hacia el mar o acariciarse el corazón. Como no podía comprar cuentos, decidió escribirlos ella misma y se inventó al Hada Acaramelada y a Coleta, la poeta, haciendo payasadas en el Circo Coco Drilo con su trompeta; a Pelines, tirándole de la cola al Camello Cojito, con la pata escayolada, y a la gata Chundarata, de la mano, de la pata, de su primo el gato Pirracas.

Carmen Martín Gaite (A la aventura subida en una pluma)


Un día, me encontré con Carmen Martín Gaite, que iba cantando por las calles de Nueva York con Caperucita y la señora Miss Lunatic, la maga de la libertad.
“Miranfú” me susurró al oído. Era una palabra mágica que sólo ella conocía porque Carmiña – que así la llamaban quienes la querían – se inventaba palabras y también otras cosas, como la Isla de Bergai, un sitio donde puedes ir con solo cerrar los ojos cuando sientas que no te quieren mucho o que no te entienden muy bien. Desde aquel día, voy de la mano de las palabras. Con ellas, el mundo es más grande y más divertido. Si quieres, puedes venir con nosotras a descubrir el Reino de la Libertad. Sólo hay una condición: que no tengas miedo a la aventura.
Por cierto, ¿sabes qué significa “Miranfú”

María Zambrano (La música de la luz)


A María le gustaban los gatos, fijarse en lo invisible y hacer preguntas difíciles.
¿Dónde estamos cuando dormimos? ¿Por qué nos duelen los recuerdos? Para encontrar respuestas, María estudió filosofía que significa “amor a la sabiduría” y se hizo profesora y escritora, para contar y escribir lo que iba encontrando por el camino.
“La palabra saca a las cosas del silencio”, le gustaba decir y se inventó “la razón poética” que es algo así como una música lejana que nos explica lo que ocurre a nuestro alrededor.
Y tú, ¿has escuchado la música que suena en tu corazón?
Isadora Duncan (La bailarina del mar)


El mar me llamaba cada tarde y yo prefería jugar con él antes que con cualquier otra cosa. Fue así como empecé a bailar”, cuenta Isadora. Una bailarina que adoraba bailar sin moños, con el pelo suelto, con vestidos de telas suaves que hacían ondas preciosas en sintonía con mis movimientos…”, nos cuenta la protagonista en primera persona.  La danza para Isadora era algo más que un espectáculo, un ejercicio sano para el cuerpo y el espíritu y una forma de conquistar el arte y la libertad.

 

3 comentarios:

susanarosique dijo...

¡Felicidades a ti, requetetrabajadora! He visto algunos de estos libros, son preciosos y con mensaje. Un beso, S.

Domadora de Elefantes dijo...

Muchas gracias por la recomendación. Tienen muy buena pinta esos álbumes. Este tipo de libros deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas, donde no se enseña a los niños y niñas, ni al alumnado adolescente, que la historia también la escribieron las mujeres con sus aportaciones a la ciencia, a la literatura, al arte, al pensamiento... Felicidades, Noemí, a ti y a todas tus lectoras, no porque ayer fuera día 8, sino ser mujeres y serlo cada día.

Nohemí dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, chicas!! En breve os comento uno de los cuentos, que ya me he hecho con él!!

Related Posts with Thumbnails